saltar a contenido

Fundación Ramón Areces

Comprometidos con el progreso, la investigación, la educación y la cultura
Estás en:
  1. Actos

Actos

Imprimir

Seguimiento de supervivientes a largo plazo en oncología infantil. ¿Dónde estamos y a dónde queremos llegar?

Ciencias de la Vida y de la Materia | Madrid, 19 de junio de 2018

Presentación

En colaboración con el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús.


Los avances en el diagnóstico y el tratamiento han aumentado la población de supervivientes con cáncer. En oncología pediátrica la supervivencia global a los 5 años es mayor del 80% y en torno a un 75% a los 10 años. Según la Sociedad Española de Oncología Médica "se define como largo superviviente de cáncer a aquella persona que, a los 5 años del diagnóstico y tratamiento se encuentra libre de enfermedad".

Los pacientes pediátricos pueden desarrollar efectos secundarios y segundas neoplasias por el tratamiento oncológico. Estos efectos pueden aparecer durante el tratamiento, aunque también años después de terminar el mismo. El riesgo de complicaciones tardías dependerá del tipo de enfermedad oncológica y del tratamiento específico recibido. Los efectos adversos médicos pueden afectar a casi todos los órganos. En niños también se producen alteraciones tanto en el desarrollo físico como psicológico y cognitivo. Tres de cada cuatro supervivientes padecerán una enfermedad crónica que precisará seguimiento. Más de un tercio de los largos supervivientes de un cáncer infantil presentará algún efecto adverso tardío severo. El hecho de haber tenido cáncer en la infancia aumenta ocho veces el riesgo de desarrollar una enfermedad crónica severa.

Otros países, fundamentalmente Estados Unidos y Reino Unido llevan trabajando varios años en el ámbito de los supervivientes a largo plazo y han desarrollado programas y guías para los pacientes pediátricos largos supervivientes de cáncer. La Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP) creó un grupo de trabajo sobre efectos secundarios a largo plazo y segundos tumores que trabaja en esta línea desde hace algunos años, con la colaboración de sociedades internacionales.

Es fundamental realizar un seguimiento integral de este colectivo para detectar precozmente complicaciones y promover estilos de vida saludable. Es esencial que se asegure también su integración psicológica y social. Todas estas medidas contribuirán a mejorar la calidad de vida de los supervivientes a largo plazo de un cáncer infantil.

Síguenos en

  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • Youtube
  • Slideshare

© 2007 Fundación Ramón Areces Todos los derechos reservados.

c/ Vitruvio, 5. 28006 Madrid (España) | Teléfono: 91 515 89 80 | C.I.F.: G-28459311