saltar a contenido

Fundación Ramón Areces

Comprometidos con el progreso, la investigación, la educación y la cultura
Estás en:
  1. Actos

Actos

Imprimir

Simposio Internacional: Siguiendo el camino de Alberto Sols: homenaje en el centenario de su nacimiento

Ciencias de la Vida y de la Materia | Madrid, 20 y 21 de febrero de 2017

Presentación



La figura de Alberto Sols fue durante décadas una referencia para los bioquímicos españoles. Su rigor experimental y expositivo, su insistencia en la calidad y su total dedicación al trabajo fueron cualidades que trascendieron al círculo inmediato de colaboradores y discípulos. Si el trabajo de Sols fue crítico para la emergencia en España de una investigación bioquímica con verdadera proyección internacional, su figura aparece acrecentada si se tiene en cuenta el entorno que encontró a su vuelta de la estancia en el laboratorio de Carl y Gerty Cori en 1954. Un entorno pobre, aislado, con escasa tradición investigadora, bien presentado en la biografía escrita hace unos años por María Jesús Santesmases. La tenacidad de Sols y los paulatinos cambios en el entorno condujeron a la formación de un grupo de investigación reconocido, relativamente bien dotado y capaz de propagar un cierto estilo de acercamiento a problemas biológicos. Ha transcurrido bastante tiempo desde la desaparición física de Sols, un tiempo en que los avances tecnológicos en su área de investigación han revolucionado los abordajes experimentales y proporcionado nuevas posibilidades de acercamiento intelectual a numerosos problemas. Ante este vendaval de cambios ¿qué queda de Sols?

Lo que queda después de la vida de un científico tiene una parte material, relativamente objetivable y otra, llamémosla inmaterial, difícil de definir pero que ha sido perceptible por un entorno más o menos amplio. La primera está constituida por sus publicaciones, la segunda -a veces tan importante o más- la forman sus actitudes ante las aproximaciones a problemas científicos, ante el significado de la ciencia, ante la transmisión de saberes, frente a la ética profesional.

Sols dejó resultados importantes incorporados hoy al conocimiento general, ese conjunto que prescinde de nombres y que parece originarse sin intervención de personas. Mencionemos, sin pretender ser exhaustivos: su descubrimiento de un área ligante para glucosa-6-fosfato, distinta del centro activo, en la hexokinasa de cerebro; su aportación al problema de la fermentación directa o indirecta de disacáridos por la levadura, que zanjó una larga discusión; su demostración de la teoría del ajuste inducido usando hexokinasa de levadura; su contribución al descubrimiento de la glucokinasa hepática y de la acción de la insulina en su regulación; su propuesta para la valoración incruenta de lactasa intestinal basada en su conocimiento de la especificidad enzimática… Sus abordajes eran astutos y utilizaban las herramientas existentes de forma precisa, es un buen ejercicio leer hoy algunos de sus trabajos intentando colocarse en la situación metodológica de entonces.

Sols tenía una gran curiosidad intelectual que no le abandonó incluso en la fase final de su vida cuando ya había logrado un reconocimiento generalizado y había recibido innumerables distinciones. El ¿Cómo? y el ¿Por qué? -dos cuestiones que tenía pirograbadas en una regla sobre su mesa- de cualquier cuestión le fascinaban, independientemente de que su conocimiento llevase a una publicación o aplicación. Hace muy poco, un colaborador del reciente premio Nobel Yoshinori Ohsumi escribía en Nature que éste "no se preocupa de si un experimento conducirá a algo útil, si podrá proporcionar un avance importante o más financiación. Sigue simplemente su curiosidad". Muy similar a ésa era la actitud de Sols, una posición capaz de generar nuevas visiones, posición que quizá no pueda sustentarse hoy en ciertos entornos en los que los únicos resultados importantes parecen ser aquellos con traslación inmediata a algunos objetivos predeterminados. Y esa posición mental la plasmó muy al inicio de su carrera investigadora en la memoria, entonces preceptiva, al incorporarse como investigador al CSIC: "Todo investigador tiene algún plan. Aspira a descubrir algo, y tiene ideas sobre cómo intentar llegar a ello, y sobre cómo es probable -a veces simplemente posible- que surja un camino viable. Pero en una carrera de investigación pura, el resultado de mañana puede hacer abandonar el plan de hoy. No se puede fijar un itinerario en un terreno inexplorado". Es decir, plan sí, pero flexible frente a lo desconocido.

El legado inmaterial que nos queda de Sols es su insistencia en el rigor experimental, en buscar el significado fisiológico de los resultados, en la presentación de los resultados de una forma clara y sin ambigüedades, su actitud mental ante otra posible interpretación, aquel "something else" que escribía siempre al final de sus esquemas organizativos.

En este simposio, que se celebra para conmemorar el centenario del nacimiento de Sols, hemos seleccionado para exposición científica tres áreas en las que Sols trabajó: Las levaduras como modelo experimental, Enzimología y regulación metabólica y Patología molecular. Asimismo, hemos introducido una minisesión titulada "Nuevas generaciones, nuevas perspectivas" en la que dos investigadores jóvenes presentarán nuevos abordajes a importantes problemas biológicos. En la sesión final se expondrán diversas visiones sobre las aportaciones de Sols a otras actividades de importancia científica o educativa.

Los coordinadores agradecen a la Fundación Ramón Areces su calurosa acogida a la idea de este simposio, así como su generosa ayuda y apoyo logístico para su celebración. Asimismo, agradecen a los conferenciantes su entusiasta respuesta a la participación en las distintas sesiones. También agradecen a Federico Mayor Menéndez -presidente de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular cuando se inició la organización del simposio-, así como a diversas personas, cuya enumeración alargaría demasiado esta introducción, sus sugerencias u observaciones sobre esta celebración.

Carlos Gancedo
Joan Guinovart

Síguenos en

  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • Youtube
  • Slideshare

© 2007 Fundación Ramón Areces Todos los derechos reservados.

c/ Vitruvio, 5. 28006 Madrid (España) | Teléfono: 91 515 89 80 | C.I.F.: G-28459311