saltar a contenido

Fundación Ramón Areces

Comprometidos con el progreso, la investigación, la educación y la cultura

Notas de prensa

"La reducción de la inversión en ciencia es un suicidio, un desastre para el PIB de cualquier país"

Sheldon Lee Glashow, Premio Nobel de Física 1979.

Publicado el 02/06/2016

  • El científico estadounidense ha atacado a los más escépticos sobre la utilidad de la Física de partículas repasando la cantidad de descubrimientos e inventos que usamos hoy en día y que debemos al desarrollo de esas investigaciones (GPS, fotografía digital, escáneres médicos...)
  • Glashow ha impartido la conferencia de clausura de un simposio en el que la Fundación Ramón Areces, la Academia Europaea, Ciência Viva y representantes de las principales instituciones científicas europeas han reconocido la aportación del portugués José Mariano Gago (1948-2015) a la investigación

Sheldon Lee Glashow, Premio Nobel de Física 1979, ha criticado esta mañana en Madrid la reducción de la inversión en ciencia. "Es un auténtico suicidio para la economía, para el PIB de un país". Así lo ha afirmado durante la conferencia que ha impartido en la Fundación Ramón Areces con el título 'La física de partículas y la cosmología. Inútiles, pero esenciales'. "La fuerza predominante de desarrollo del PIB es la investigación científica. Reducir las inversiones gubernamentales en ciencia básica es algo deprimente para España y para Europa. Esto es un suicidio por muchas razones, es un desastre para la ciencia fundamental y también un desastre para el PIB, para la economía. Si no se invierte en investigación, la economía se viene abajo", ha recalcado Glashow.

El Nobel ha impartido la conferencia de clausura de un simposio de dos días -organizado por la Fundación Ramón Areces en colaboración con la Academia Europaea y Ciencia Viva- en el que se ha repasado la figura de José Mariano Gago (1948-2015), físico que fue Ministro de Ciencia y Educación en Portugal y promotor de la cooperación internacional en Física de partículas.

Glashow ha ironizado durante toda su conferencia sobre la "supuesta inutilidad" de la Física de partículas. "Las ondas gravitacionales por ejemplo, confirmadas hace poco, no se pueden utilizar para nada más que para comprender el funcionamiento del universo. El bosón de Higgs es aparentemente inútil también, pero igualmente esencial". Yendo a aplicaciones más cotidianas: "Si Faraday, Röntgen y Hertz se hubieran centrado en solucionar los verdaderos problemas de su época, habríamos tenido que esperar mucho más tiempo para conocer los motores eléctricos, los rayos X y la radio". "Sin la teoría de la relatividad, nunca hubiéramos tenido la tecnología GPS", ha añadido.

Durante su conferencia, el Nobel ha repasado precisamente el largo periodo de tiempo que ha habido que esperar desde que se ha formulado una teoría hasta que se ha logrado confirmar. Como simple ejemplo, ha hablado de la ratificación de las ondas gravitacionales, a principios de este año, que ya fueron formuladas en 1916, un siglo antes. Algo similar sucedió con inventos que usamos a diario: el GPS llegó 78 años después de que se formulara la teoría de la relatividad y los paneles solares esperaron 115 años desde que se descubrió la fotovoltaica.

A sus 83 años, Sheldon Lee Glashow ha demostrado durante su conferencia en la Fundación Ramón Areces conservar una vitalidad, una oratoria y una didáctica de viejo profesor de la Universidad de Harvard. Así, ha interpelando al auditorio continuamente como si fuera un grupo de alumnos escépticos sobre la utilidad de la materia que les estaba impartiendo: "¿Quién podría imaginar que el descubrimiento de los neutrones conduciría a la energía nuclear libre de carbono? ¿Quién podría imaginar que los positrones nos llevarían a los escáneres médicos PEP? ¿Quién podría imaginar que la Teoría de Números permitiría el juego en línea, el comercio electrónico, la encriptación del correo electrónico, incluso la estructura de los auditorios donde escuchamos conciertos de música? ¿Quién podría imaginar que los fotoelectrones conducirían a la fotografía digital? ¿Quién podría imaginar que el láser azul haría posible la iluminación LED? ¿O quién podría imaginar que los isótopos de uranio nos contarían la edad de la Tierra? Todos estos avances en ciencia básica fueron considerados inútiles por muchos durante muchos años. El tiempo ha dado la razón a estos científicos", ha concluido.

Síguenos en

  • Twitter
  • Facebook
  • Flickr
  • Youtube
  • Slideshare

© 2007 Fundación Ramón Areces Todos los derechos reservados.

c/ Vitruvio, 5. 28006 Madrid (España) | Teléfono: 91 515 89 80 | C.I.F.: G-28459311