Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Acceso / Registro

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENÚ

Noticias

Comienza el contenido principal

Premios Nobel ofrecen sus recetas para ser más creativos

Humanidades Publicado el 08/07/2022

Ardem Patapoutian (Medicina 2021) y Hartmut Michel (Química 1988) han compartido con otros investigadores españoles en la Fundación Ramón Areces sus consejos para fomentar la imaginación.

Madrid. 8 de julio de 2022.  Ardem Patapoutian, premio Nobel de Medicina en 2021 por sus descubrimientos sobre el sentido del tacto, ha reconocido que los martes no acepta participar en ningún tipo de reunión. “Para ser creativo, hay dos cosas importantes que intento controlar: por un lado, no estar demasiado ocupado, porque cuando estás muy ocupado, la creatividad no aparece por ningún lado. Las principales ideas me llegan cuando estoy fuera del laboratorio, paseando, corriendo... Los martes no tengo reuniones, por ejemplo, para que así mi mente pueda divagar… Es en los tiempos muertos cuando me llegan las mejores ideas. Por ese motivo, no hay que tener miedo a dejar huecos libres en la agenda de vez en cuando, para que así la mente divague”. De esta manera lo ha explicado en el evento organizado por la Fundación Ramón Areces y Nobel Prize Outreach ‘Imagination at work’, en el que también han participado el Nobel de Química de 1988 Hartmut Michel y las investigadoras españolas Elea Giménez Toledo, directora del centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y Eva Ortega-Paíno, directora científica del biobanco del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIO).

Hartmut Michel, por su parte, ha recordado cómo la última vez que tuvo una buena idea fue bastante lejos del Instituto Max Planck, donde sigue trabajando. “Me encontraba en el hospital, mientras me recuperaba de una rotura de tendón. Estaba pensando en la oxidasa de la vitamina C y en ese momento me vino a visitar un estudiante que quería presentarme un gráfico sobre un proyecto que estaba desarrollando porque tenía varias dudas. Justo fue pedirle que le diera la vuelta a la tabla para encontrar la respuesta a sus interrogantes”. En ese punto del evento, el moderador, Adam Smith, director científico de Nobel Prize Outreach, ha comentado cómo en otra ocasión otro galardonado con el premio Nobel le explicó que los lunes no comía, que era su peculiar manera de fomentar su creatividad… “Así que igual podemos ir instituyendo los lunes sin comida, los martes sin reuniones…”, añadió Smith.

Ardem Patapoutian: "Las principales ideas me llegan cuando estoy fuera del laboratorio, paseando, corriendo"

Para la investigadora española Eva Ortega-Paíno, del CNIO, el momento en el que mayor creatividad desarrolla es mientras está practicando deporte, en línea con Ardem Patapoutian. “Cuando hago natación me suelen llegar buenas ideas. El problema es que como en ese momento no puedo tomar notas, algunas de ellas se me acaban olvidando o las retomo más tarde…” Y recordó un par de proyectos surgidos de esos ratos de relax: “Al trabajar con pacientes oncológicos, las dos ideas están relacionadas con la enfermedad del cáncer. Por un lado, pensé que sería bueno tomar muestras analíticas de asistentes de vuelo para determinar la incidencia de estas patologías en este colectivo profesional. Por otro, me gustaría que un autobús similar al que recorre los pueblos para las campañas de donaciones de sangre pudiera dedicarse a concienciar sobre la necesidad de prevenir tumores”.

Por último, Elea Giménez Toledo, del CSIC, explicó en este evento ‘Imagination at work’ que “es por la noche cuando el cerebro funciona de forma diferente y se muestra más predispuesto a realizar nuevas conexiones de ideas, a organizar todo lo realizado muchas veces con prisa durante el día”. “Es algo que estamos teniendo oportunidad de comprobar en una plataforma que estamos desarrollando de lenguaje natural en el centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas”.

Fin del contenido principal