Jump Main Menu. Go directly to the main content

Sección de idiomas

EN

Fin de la sección de idiomas

Access / Registration

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENU

Noticias

Start of main content

Expertos piden medidas excepcionales para salir de esta crisis excepcional

Social Sciences Published on 07/07/2020

Así lo han asegurado los tres economistas que han participado en el coloquio online organizado por la Fundación Ramón Areces sobre ‘España y su economía tras la pandemia’.

Madrid. 7 de julio de 2020. “Para salir de la crisis económica excepcional provocada por la crisis sanitaria del Covid-19 necesitamos también la adopción de medidas excepcionales”. Así lo han asegurado los tres economistas que han participado en el coloquio online organizado por la Fundación Ramón Areces sobre ‘España y su economía tras la pandemia’. Rafael Domènech, director de BBVA Research; José Manuel González-Páramo, profesor de Economía en IESE y ex consejero del Banco Central Europeo; y Miguel Jerez, profesor de Economía en la Universidad Complutense, han coincidido también en que “es más importante analizar el cómo se gasta que el cuánto se gasta” para salir de esta situación.

“Hay bastantes posibilidades de que nos enfrentemos ahora a una deficiencia de demanda que exceda el shock de oferta inicial”, ha destacado González-Páramo. “La crisis de 2008 fue una crisis endógena, en la que se comprobó que las regulaciones eran deficientes y en la que se produjo un shock de demanda muy importante, con crisis de deuda soberana, sobre todo en Europa. La actual crisis es distinta porque se ha producido un parón de la producción, seguido de un confinamiento de la población y de una reducción del consumo”, ha añadido. Por su parte, Rafael Domènech ha asegurado que “lo peor de la crisis sanitaria ha pasado ya y todo apunta a que no vamos a tener un rebrote que obligue a un nuevo confinamiento”. “En la crisis de 2008, que se prolongó cinco años hasta 2013, el PIB cayó casi un 10%. Desde que esta crisis actual empezó en la segunda quincena de marzo hasta el momento álgido, es muy probable que el PIB haya caído entre el 20% y el 25%. Esta crisis está siendo mucho más intensa que la de 2008, pero también será mucho más corta”, ha añadido. El director de BBVA Research ha recordado cómo ahora los bancos están mucho más capitalizados: “Entonces el sistema bancario fue parte del problema y ahora es parte de la solución”, ha afirmado..

Miguel Jerez, miembro del Consejo de Ciencias Sociales de la Fundación Ramón Areces, que ha ejercido de moderador en este coloquio, ha manifestado que “la política monetaria tiene poco margen de actuación al mantenerse los tipos de interés en el 0%, de ahí las medidas tomadas para sostener las rentas y evitar la quiebra de empresas”. El profesor Jerez se ha mostrado a favor de dar un impulso a la digitalización y aprovechar los beneficios de la tecnología para mantener la productividad. En este punto, los tres economistas se han mostrado favorables a no frenar ni los desarrollos en transformación digital ni en transición energética.

Rafael Domènech, director de BBVA Research: “No tiene sentido que los ERTEs acaben financiando a empresas zombies o insolventes”

“Tenemos que evitar que se destruyan empresas”, ha destacado González-Páramo. “Siempre estamos un poco perdidos entre lo urgente y lo importante, pero para equilibrar las cuentas públicas primero hay que ver cuánta austeridad hubo, si es que hubo mucha. La austeridad no es inevitable cuando hay márgenes importantes de ineficiencia en el gasto… Va a ser necesario un esfuerzo presupuestario importante. Todo ello va a llevar a nuestra deuda pública a niveles del 115% e incluso el 120% por encima del PIB. ¿Cómo aliviar esto? Creciendo más. Necesitamos reformas que impulsen la productividad. Y eso nos lleva a hablar de políticas de empleo, de educación, de digitalización… De esa forma, llegaremos también a una situación fiscal mejor”, ha añadido el ex consejero del Banco Central Europeo.

“No podemos convertir gastos que tienen que tener una naturaleza temporal en algo permanente y que ponga en situación de estrés las cuentas públicas”, ha continuado Doménech. “No tiene mucho sentido que los ERTEs terminen financiando empresas zombies o insolventes. Para evitarlo, habrá que discriminar qué empresas necesitan esas ayudas frente a aquellas que, ni siquiera con esas ayudas van a salir de una situación de insolvencia y que son incapaces de mantener ese empleo sin ayudas públicas. Fijémonos realmente en cómo se gasta, aparte de cuánto se gasta”, ha insistido Domènech. En este punto, el director de BBVA Research ha recordado cómo el PIB ha caído entre un 20 y un 25% desde que se decretó el estado de alarma y que en este mismo tiempo las cotizaciones han caído menos de un 5%. “En los próximos trimestres, todo va a depender de la capacidad de las empresas de mantener a los trabajadores que ahora están en ERTEs. En el futuro, tenemos que ver cómo reducir esa tasa de paro estructural que ya de por sí es bastante alta en España, también atajar el paro de larga duración, evitar un incremento de la desigualdad, que no salgamos de esta crisis con una desigualdad mayor que la que ya teníamos”, ha añadido Domènech.

“José Manuel González-Páramo, profesor de Economía en IESE: “Estamos atándonos de manos con un exceso de cotizaciones sociales que desincentivan el empleo”

Para González-Páramo, “estamos atándonos de manos con un exceso de cotizaciones sociales que desincentivan el empleo”. Ha valorado este economista del IESE que en el futuro “llegarán impuestos desde la Unión Europea sobre transacciones o para gravar a compañías que están en el mundo digital y que apenas pagan impuestos, también otros asociados a la emisión de contaminantes, sobre los plásticos, sobre ajustes en fronteras...” “Evaluando el gasto y procediendo a combinaciones fiscales eficientes, haremos esta pelota de deuda más soportable a nuestros descendientes”. Con ello respondía a una inquietud antes manifestada por Miguel Jerez: “Existe una preocupación importante por la deuda que estamos legando a las próximas generaciones por estos niveles de gasto”.

Otro bloque del coloquio online, en la Fundación Ramón Areces, ha estado dedicado al papel que ha asumido la Unión Europea en esta crisis. Los tres expertos han valorado esos esfuerzos, frente al papel mucho más tibio de las instituciones comunitarias en 2008. “Es muy importante poner en valor la actuación del Banco Central Europeo, del Banco Europeo de Inversiones, del fondo de reaseguramiento de los sistemas de prestación por desempleo entre países…”, ha destacado Rafael Domènech. “De aprobarse finalmente, la suma de todas las ayudas desde la UE duplicará el PIB de España. Gracias a ello, la prima de riesgo es muy reducida pese a las previsiones de aumento de la deuda. Es muy probable que nuestro déficit exceda el 14%, que nuestra deuda pública se vaya al 120% del PIB y, en cambio, nos estamos financiando en unas condiciones muy favorables. Fuera de la UE nos habría ido mucho peor. A pesar de esa contundencia, no puede esperarse que la financiación de estas ayudas sea ilimitada e incondicional. Hay que evitar pensar que la UE o el BCE van a financiar indefinidamente la economía española, hagamos lo que hagamos. Además, será importante que España presente buenos proyectos a la UE para modernizar la economía, afrontar la recuperación de los sectores más castigados por la crisis, avanzar en los retos de la transformación digital y en la transición energética. Tendremos que trabajar para que podamos beneficiarnos al máximo de estas ayudas europeas”, explicaba el director de BBVA Research. Como ha concluido el moderador, Miguel Jerez, “el futuro está en nuestras manos”.

 

 

  • Activities related
  • Projects related
  • News related
  • Publications related
  • Blog related

see all

End of main content