Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Acceso / Registro

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENÚ

Proyectos de investigación

Comienza el contenido principal

Crisis del cuidado en España: consecuencias sobre la familia, salud y el bienestar de los mayores en España

XVII Concurso Nacional para la Adjudicación de Ayudas a la Investigación en Ciencias Sociales

Economía laboral

Investigador Principal: María Isabel Sánchez Domínguez

Centro de investigación o Institución: Universidad Complutense de Madrid

Sinopsis

Los resultados del proyecto muestran que la crisis del cuidado está teniendo un efecto negativo en familias y cuidadoras. La recesión económica está jugando un papel determinante en la configuración de las estrategias familiares en base a sus recursos económicos. La crisis económica ha  aumentado  la  brecha  entre  los  hogares  en  cuanto  al  aprovisionamiento  del  cuidado  a dependientes. Los hogares con un mayor poder adquisitivo están cubriendo sus necesidades de cuidados de un modo más eficaz mientras que los hogares con menos recursos se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad. A esta desigualdad social, se le une el factor emocional y la salud. A la carga familiar a la que habitualmente se enfrentan los cuidadores hay que añadirle la carga psicológica que esta tarea suele entrañar. No debemos olvidar que las cuidadoras familiares suelen hacerse cargo de sus padres, suegros, hijos o nietos, personas a las que se encuentran íntimamente vinculadas.

Las mujeres españolas que proporcionan cuidados informales registran una mayor incidencia de desórdenes emocionales, incluyendo ansiedad, y problemas nerviosos o psiquiátricos. También son las que en mayor porcentaje declaran padecer dolores moderados o fuertes crónicos. El proyecto muestra que existe un gradiente norte-sur en Europa en cuanto a la salud de las cuidadoras, siendo  España  la  gran  perdedora.  El  interrogante  es  cuáles  serán  las consecuencias de los actuales niveles de salud de las cuidadoras en su bienestar en la vejez, fundamentalmente a partir de mediados del S XXI. Las actuales cuidadoras vivirán su ‘vejez’ en un contexto caracterizado por  un estado de bienestar que relega el cuidado de las personas dependientes al núcleo familiar. Pero lo hará con un déficit sustancial en el número de potenciales cuidadoras. El desafío más importante consistirá en hacer una política efectiva en materia de asistencia sanitaria y cuidados de larga duración.

  • Actividades relacionadas
  • Proyectos relacionados
  • Noticias relacionadas
  • Publicaciones relacionadas

ver todos

Fin del contenido principal