Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENÚ
Menú secundario Fin del menú secundario

Proyectos de investigación

Comienza el contenido principal

Influencia de la estructura de los aerosoles de combustión sobre el cambio climático (AEROCLIMA)

Cambio Climático

Investigador Principal: Esther Coz Diego

Más información

Centro de investigación o Institución: Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)

Sinopsis

El rápido desarrollo y uso de las telecomunicaciones, el transporte y la energía en las últimas décadas ha propulsado el avance de la sociedad a nivel global. En sintonía con este crecimiento, lo ha hecho la concienciación social y gubernamental sobre el evidente deterioro medioambiental e impacto sobre el clima vinculados al desarrollo. A este respecto, el uso de combustibles fósiles frente a los de biomasa así como de técnicas más eficientes, ha protagonizado uno de los grandes debates a nivel doméstico, industrial y científico.

Durante el desarrollo del proyecto Aeroclima, se ha estudiado el impacto de las partículas emitidas de una gran variedad de combustibles y procesos de combustión sobre el clima, a través de la eficiencia de forzamiento directo de los aerosoles (DFE, Direct Forcing Efficiency) tanto a escala experimental como en atmósfera. Los resultados han permitido determinar, por primera vez, unos primeros modelos matemáticos que relacionan la DFE de las partículas de carbono, derivado de las propiedades ópticas, con sus características fisicoquímicas: color, morfología y composición química. En un espectro de absorción óptica que se mueve desde la radiación ultravioleta hasta la infrarroja, las partículas de carbono recién emitidas a la atmósfera adoptan colores que van del marrón parduzco (Br, Brown Carbon) al negro (BC, Black Carbon). En este estudio, se ha demostrado que esta tonalidad, derivada de la capacidad de la partícula para absorber luz, está estrechamente ligada no solo con el tipo de combustible sino con la eficiencia durante un mismo proceso. Esto implica la emisión de partículas que pueden tanto favorecer o contrarrestar el efecto de calentamiento sobre el clima a nivel local en un mismo proceso de combustión.

Estos resultados evidencian el caso peculiar de Madrid, que puede ser literalmente considerada un hot-spot, con valores de DFE frecuentemente positivos en la serie temporal estudiada durante el desarrollo del proyecto, asociados a una alta presencia de carbono negro en la composición del aerosol atmosférico procedente de las emisiones de tráfico que dominan en la ciudad en ausencia de grandes emisiones industriales y uso de biomasa para calefacción.

  • Actividades relacionadas
  • Proyectos relacionados
  • Noticias relacionadas
  • Publicaciones relacionadas

ver todos

Fin del contenido principal