Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Acceso / Registro

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENÚ
Menú secundario Fin del menú secundario

Comienza el contenido principal

José A. Marina: “Podríamos tener el modelo educativo de Finlandia en cinco años”

Humanidades Publicado el 20/09/2019

El filósofo José Antonio Marina lo ha asegurado en un debate organizado por las fundaciones Ramón Areces y Deliberar, en Madrid, bajo el lema ‘La educación en España ¿Un problema irresoluble?’

  • El filósofo José Antonio Marina ha afirmado que “España podría tener un modelo educativo de excelencia, como el de Finlandia, en un plazo de cinco años”. Así lo ha asegurado en un debate organizado por las fundaciones Ramón Areces y Deliberar, en Madrid, bajo el lema: ‘La educación en España ¿Un problema irresoluble?  Acto seguido, se ha preguntado él mismo si llegaremos a tener ese modelo. “No”, ha sido su respuesta. “¿Por qué? Sabemos cómo hacerlo. Todo está inventado. En educación no hay ni misterios ni milagros. Hay que aprender de quien lo está haciendo mejor y hay que decidirse para ponerlo en práctica".

El filósofo ha admitido que “tenemos un problema previo, y es que con el 4,24% del PIB dedicado a Educación no podemos tener un buen sistema educativo”. Ha reivindicado que ese porcentaje “alcance el 5%, algo posible -ha dicho- pues ya alcanzamos el 5,07%”. “Con menos, desde luego no hay posibilidad”, ha insistido. En su diagnóstico de la situación, Marina se ha mostrado tajante con los gestores educativos: “Ningún Gobierno ha cuidado la formación del profesorado. Tenemos un sistema educativo que está en el término medio en todos los índices, pero tenemos unas tasas de abandono escolar realmente preocupantes. Tenemos también un bajo índice de idoneidad escolar, a los ocho años empiezan los alumnos a repetir curso y esto es un disparate. Tampoco estamos sabiendo qué hacer con los niños que demandan necesidades educativas especiales, bien por tener dificultades de aprendizaje o por ser de altas capacidades. Por último, y esto también afecta a la etapa universitaria, hay una desincronización entre los sistemas formativos y los sistemas laborales. Por lo cual, tenemos un índice de personas hipercualificadas para los trabajos que tienen que hacer y no nos hemos preocupado de conseguir un buen sistema de formación profesional”.

A juicio de José Antonio Marina, otro de los problemas de la educación española se remonta a finales del siglo XIX. “Desde entonces, está tan ideologizada, que no podemos ponernos de acuerdo ni los profesores y eso es algo muy grave. Por decirlo con una frase suave, la ideología es a la educación lo que la mixomatosis al conejo: donde está, no queda ni uno”.

En este debate, moderado por el presidente de la Fundación Deliberar, Enrique Baca, Marina ha compartido tesis y posturas con su colega Ricardo Moreno, catedrático del Instituto Beatriz Galindo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid. Este ha asegurado que “el problema fundamental de la educación en España tiene mucho que ver con el hecho de haber querido igualar todo por decreto, que todos estudien lo mismo hasta los 16 años”. “A esa edad, los chicos son ingobernables y quienes no quieren estudiar no dejan estudiar a los otros… Los niveles han bajado vergonzosamente, incluso se desprecia el conocimiento y hay una indisciplina absoluta”. Preguntado por las posibles soluciones a esta situación, Moreno recomienda un bachillerato más largo y una formación profesional más temprana, “para permitir que todos estudien lo que quieren”. “Llegan a la universidad ignorando cosas que antes sabía un estudiante de segundo de bachillerato”, ha añadido.

"Ningún Gobierno ha cuidado la formación del profesorado. Tenemos un sistema educativo que está en el término medio en todos los índices"

También se ha acordado, este profesor de instituto, de los gestores de la educación. “Los mentores de las reformas tienen que enmendar y reconocer el error. No pueden decir que los profesores no han entendido la filosofía. Un disparate financiado sigue siendo un disparate. Debería de haber una enseñanza común hasta los 12 años. No es ni clasista, ni selectivo ni nada, sino que cada uno haga lo que quiera, que no tengan que hacer todos lo mismo”, ha concluido.

 

 

  • Actividades relacionadas
  • Blog entradas relacionadas

ver todos

Fin del contenido principal