Jump Main Menu. Go directly to the main content

Sección de idiomas

EN

Fin de la sección de idiomas

Access / Registration

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENU

Noticias

Start of main content

Expertos estiman que “habrá varias vacunas del Covid-19 pero no antes de un año”

Life and Matter Sciences Published on 05/26/2020

Expertos en enfermedades infecciosas y microbiología, reunidos en la Fundación Ramón Areces en el debate online ‘La situación sanitaria frente a la pandemia Covid-19’, han concluido que la vacuna contra esta enfermedad “no llegará antes de un año como mínimo”.

Madrid. 26 de mayo de 2020. Expertos en enfermedades infecciosas y microbiología, reunidos en la Fundación Ramón Areces en el debate online ‘La situación sanitaria frente a la pandemia Covid-19’, han concluido que la vacuna contra esta enfermedad “no llegará antes de un año como mínimo”. Así lo ha afirmado Mariano Esteban, investigador del CSIC, quien se ha mostrado “convencido de que no va a haber una vacuna sino varias”. “Todos estamos de acuerdo en que las vacunas son los elementos más eficaces para luchar contra patógenos. La vacuna se está abordando desde diferentes frentes a nivel global y ya hay más de 100 grupos trabajando en ella. La comunidad científica coincide en que habrá varias vacunas porque una sola empresa no va a tener capacidad para producir miles de millones de ellas. Además, es preferible que haya varios prototipos. En cuanto a los tiempos, habrá que esperar entre un año y año y medio en el mejor de los casos, considerando que una vacuna normal suele tardar unos cinco años”, barruntó. 

A juicio de este experto, es importante analizar por qué hay personas que resisten mejor que otras a la enfermedad, por qué un 80% son asintomáticos o presentan escasos síntomas, mientras que otro 5% es tan grave que se deriva casi directamente a la UCI. Según Esteban, esto puede deberse a que hayan padecido antes otro coronavirus -de los cuatro menos graves conocidos aparte del Sars 2, de 2002, y el Mers, de 2012- y que pasamos como un simple catarro. “Gracias a eso pueden ser capaces de reconocer al Covid-19 y enfrentarse a él”, añade.

Para este veterano investigador del CSIC, que lidera el grupo ‘Poxvirus y Vacunas’ en el Departamento de Biología Molecular y Celular del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), “es fácil pensar que van a volver a aparecer nuevos brotes y hay que estar preparados.  Tenemos que ser conscientes de que vamos a convivir con este problema durante más tiempo”. Confía en que estos rebrotes “serán más suaves porque estamos más preparados”, aunque recuerda que “el virus va a querer sobrevivir y ya empezamos a detectar mutaciones”. Sobre la estrategia de confinamiento, ha asegurado que “las personas tenemos derecho a vivir, no a estar encerrados todo el tiempo. Está bien estar atrincherados, pero hasta que pase la tormenta, para luego seguir viviendo y disfrutando de la familia, de las amistades, de nuestro entorno…”. Entre las lecciones aprendidas de esta crisis sanitaria, Mariano Esteban considera que “toda la sociedad percibe que la sanidad y la investigación son imprescindibles para el propio desarrollo de un país. Esta pandemia nos ha puesto a todos en su sitio y hemos visto las debilidades”.

Mariano Esteban, investigador del CSIC: “Hay un centenar de equipos trabajando. Será muy beneficioso que se consigan varios prototipos de la vacuna”

Combinaciones de fármacos

En este primer coloquio online, celebrado en la Fundación Ramón Areces sobre el Covid-19, también ha participado Patricia Muñoz, jefe de Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid. “Aún no sabemos si el Covid-19 va a dejar secuelas a largo plazo o si los pacientes se recuperarán completamente”, ha dicho. “Para luchar contra la enfermedad hemos dado todo tipo de fármacos y en distintas combinaciones, pero aún no contamos con datos mínimamente sólidos”. Ha explicado que la  enfermedad suele presentar dos fases, una primera en la que creemos que el virus está ejerciendo un efecto y tenemos que dar antivirales; y luego la segunda fase en la que el paciente tiene una reacción inmunitaria -que se ha llamado tormenta de ‘citoquinas’- en la que casi creemos que el virus no es culpable, sino que es la reacción del propio organismo frente a esa infección… “Hemos suministrado fármacos que usamos contra el VIH, antibacterianos, antiparasitarios, algún antiviral específico como el Remdesivir... En la segunda fase, se han suministrado esteroides, inhibidores… Algunos datos son decepcionantes e influyen en el tipo de paciente en el que se ha dado, del momento en el que se han ofrecido, de si es solo ese fármaco o combinado… No tenemos una respuesta sólida. Pero sí podemos asegurar que la cloroquina no ha tenido buen resultado. Los antirretrovirales tampoco han demostrado una actividad excelente y han provocado bastante toxicidad. Con los antibióticos tampoco está clarísimo su impacto. Hay estudios contradictorios incluso según cada fármaco… El Remdesivir solo o con otros fármacos probablemente es un fármaco a tener en cuenta. Los esteroides plantean dudas y podrían incrementar la mortalidad”. Esta experta del Hospital Gregorio Marañón confía en que, de los más de mil ensayos clínicos en marcha en estos momentos en todo el mundo, al final se consiga “una recomendación y un esquema claro de qué fármaco hay que suministrar en cada caso ante el Covid-19”.

Patricia Muñoz ha recordado una primera reunión que convocó, en enero, la Comunidad de Madrid con cuatro jefes de servicio de Microbiología de cuatro hospitales y en la que ya propuso que fueran ensayando métodos de diagnóstico. También ha mostrado su sorpresa por que “los nuevos pacientes contagiados no llegan ya con neumonías bilaterales, que era lo normal antes”. “No sé si es demasiado pronto para que haya mutado”, ha asegurado. “En cuanto a posibles rebrotes, hay que esperar lo mejor, pero al mismo tiempo estar preparado para lo peor. Tenemos ahora una mayor preparación de camas UCI… y espero que no nos sorprenda igual. Esta pandemia nos ha demostrado que no podemos ser arrogantes y que no nos podemos creer a salvo de las amenazas que vemos en el telediario. Tenemos que aprender que las enfermedades infecciosas emergentes son una realidad que ahora nos ha tocado a nosotros, pero que están activas en el mundo constantemente”, ha añadido Muñoz.

Patricia Muñoz, del Hospital Gregorio Marañón: “Para luchar contra el Covid-19 hemos dado todo tipo de fármacos y en distintas combinaciones”

Baile de cifras

Por su parte, Ángel Asensio, Jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, ha hablado del baile de cifras. “Los datos oficiales representan una pequeña parte de la pirámide o del iceberg que aflora, pero la magnitud de los casos es mucho mayor. La encuesta de seroprevalencia identifica que algo más del 5% de los ciudadanos ha estado infectado por el virus, cuando la cifra de casos confirmados hablaba de 4,2 contagiados por cada mil. Es más de diez veces superior a la cifra de infectados oficial”. También ha hecho matizaciones sobre los contagiados entre el personal sanitario. “Se ha dicho que el 22% del total de contagiados era personal sanitario, pero esa cifra es incorrecta porque también es cierto que el personal sanitario ha tenido acceso mucho más fácil a la prueba para evitar más contagios que el resto de la población”. Asensio ha recordado asimismo los momentos en los que estos profesionales de la medicina no contaron con el material de protección adecuado. “Tuvimos que hacer cualquier tipo de cosas para salir al paso. Eso ha aumentado los riesgos de estos trabajadores, pero es difícil calcular cuál ha sido la incidencia real de esa falta de material. Al margen de cómo se hayan hecho las cosas, hay factores que han podido incidir en un aumento de la incidencia. Por ejemplo, que en España e Italia tendemos a convivir varias generaciones en el mismo hogar, lo que hace crecer la posibilidad de contagio”, ha añadido. Y ha reconocido que aún deberemos esperar un tiempo para saber “qué era lo que teníamos que haber hecho para que las cosas hubieran ido mejor”.

Este doctor también se ha mostrado bastante seguro sobre la aparición de nuevos brotes de la enfermedad. Como nota positiva, ha apuntado que “las grandes guerras siempre han hecho mejorar mucho el conocimiento científico porque estaba en juego la supervivencia de los países. En esta guerra se está generando una cantidad de conocimiento tremendo”.

Ángel Asensio, del Hospital Puerta de Hierro de Madrid: “Los datos oficiales representan una pequeña parte de la pirámide o del iceberg que aflora”

 

Emilio Bouza, catedrático de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, ha ejercido como moderador de este primer coloquio online sobre el Covid-19 celebrado en la Fundación Ramón Areces. Bouza ha lamentado que “especialidades médicas como Enfermedades Infecciosas o Microbiología hayan sido desterradas de algunos hospitales”.

A este primer encuentro sobre el Covid-19 -disponible en el canal de vídeos de la web y en el canal de Youtube de la Fundación Ramón Areces- le seguirá otro el próximo 2 de junio (19.00 horas) sobre los efectos en la economía a largo plazo de la pandemia. También podrá seguirse a través de este enlace: www.fundacionareces.tv/directo. Intervendrán en él Miguel Sebastián, profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid y exministro de Industria, Turismo y Comercio, Ángel de la Fuente, Director Ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), y José García Montalvo, Catedrático de la Universidad Pompeu Fabra, miembro del Consejo de Ciencias Sociales de la Fundación Ramón Areces, Premio Rey Jaime I de Economía 2019, que ejercerá de moderador.

  • Activities related
  • Projects related
  • News related
  • Publications related

see all

End of main content