Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Acceso / Registro

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENÚ
Menú secundario Fin del menú secundario

Comienza el contenido principal

“Occidente tiene que lograr una salida victoriosa de Ucrania de la guerra”

Humanidades Publicado el 04/07/2024

Timothy Garton Ash, historiador y catedrático de la Universidad de Oxford.

 

 

Madrid. 4 de julio de 2024. Para el historiador británico Timothy Garton Ash (Londres 1955), “Occidente se está jugando su credibilidad en este nuevo periodo que arrancó con la invasión de Ucrania por Rusia el 24 de febrero de 2022”. Autor de 11 libros y considerado uno de los mejores expertos y analistas en política europea, Garton Ash ha ofrecido en la Fundación Ramón Areces una conferencia con el lema ‘Europa al comienzo de una nueva era’. En ella, el profesor de Estudios Europeos en la Universidad de Oxford y Senior Fellow del Instituto Hoover en la Universidad de Stanford ha sido muy explícito sobre uno de los retos actuales de la UE y Estados Unidos: “Occidente tiene que lograr una salida victoriosa de Ucrania de la guerra”.

Garton Ash ha reconocido que el error viene de atrás, de pensar que el último imperio europeo, el ruso, no iba intentar levantarse tras su desintegración entre los años 1989 y 1991. “Lo avisó entonces Henry Kissinger y es algo que nos ha enseñado la Historia: ni británicos, ni portugueses… aceptaron en su día la caída de sus imperios. Tampoco Rusia. Y si en 2008, cuando la invasión de Georgia, hubiéramos sido mucho más contundentes con Putin, quizá ahora no estaríamos así”, ha recordado.  A su juicio, entonces, debíamos haber perseguido el dinero ruso que se estaba yendo a Europa, sobre todo a Londres, y teníamos que haber evitado esa alta dependencia energética de Rusia. “Estamos pagando el error de no aprender de la Historia. Eso nos ha catapultado a esta nueva era”, ha añadido. “Occidente sigue siendo rico y poderoso, pero en cierto sentido ya vivimos en un mundo post occidental. Occidente no es capaz ya de establecer el orden del día de la política internacional. Hay otros muchos agentes como China, India, Brasil… que pueden oponerse a Occidente”.

Garton Ash ha demostrado durante su conferencia en la Fundación Ramón Areces un perfecto conocimiento de la situación de eta guerra en el corazón de Europa. Ha visitado Ucrania cinco veces desde que se inició la contienda y tiene acceso a buenas fuentes a ambos lados. “Un amigo que conoce muy bien a Putin me dice que no se planteará negociar hasta que sus generales no le digan que está perdiendo la guerra. Y, por el otro lado, altos mandos de la OTAN me comentan que Ucrania aún está en disposición de ganar si aumentamos el apoyo armamentístico y el compromiso de Occidente”. ¿Qué podríamos considerar una victoria de Ucrania en esta guerra?, le han interpelado. “Nuestras economías juntas representan 20 veces la de Rusia. Si desgastamos a Rusia, se puede conseguir este objetivo. Ucrania tiene derecho moral, legal e histórico para recuperar y mantener su territorio”. Así, lejos de hablar de cesiones concretas, ha explicado que “la victoria aquí llegará cuando una mayoría grande de ucranianos y del mundo sienta que han ganado y los rusos piensen que han perdido. También debemos contemplar el tema de la seguridad futura: si el acuerdo supone perder parte del territorio, pero a cambio Ucrania entra en la OTAN, Ucrania ganaría y Rusia consideraría que ha perdido”.

Para el autor de ‘Europa: una historia personal’, es clave lo que hagamos en el primer lustro de este nuevo periodo que arrancó en febrero de 2022 con la invasión de Ucrania. “Los cinco años después de 1945 establecieron el curso de los siguientes 30 años. Lo que hagamos ahora va a ser mucho más importante que lo que hagamos en 10 o 15 años”. Así, Garton Ash también hace autocrítica de por qué nos encontramos ahora en esta situación: “Tenemos que explicar esta caída de la democracia en Europa. La perspectiva que habíamos tenido de orgullo europeo no nos ha ido bien. A mediados de los años 2000, empezó esta arrogancia de Occidente, también con la entrada de Estados Unidos en Irán, esa arrogancia de los mercados financieros, la soberbia o presunción de la UE, que entonces hablaba como si hubiera encontrado el modelo de buen gobierno que tenía que seguir el resto del mundo. Hemos sufrido la falacia de pensar que sabíamos cómo era todo y de repente la Historia nos da la vuelta, nos da una patada y nos lleva a otro camino bien distinto”.

Garton Ash ha admitido que ahora la situación es muy diferente y que, de hecho, hay países que consideran que sus sistemas políticos autocráticos no tienen nada que envidiar a democracias consolidadas de Occidente. Y vuelve a explicarlo con el ejemplo de la guerra de Ucrania. “Putin se ha preparado muy bien para esta guerra y cuenta con aliados como China, India… que le han permitido incluso crecer económicamente el año pasado”.

Sobre el tópico de que las crisis ayudan a fortalecerse, Garton Ash ha admitido que no siempre ocurre así. Y ha recordado lo sucedido en la Unión Europea en los años 2015 y 2016 con las crisis migratorias, donde los Estados miembros marcaron distancia entre ellos. Garton Ash, que se define como “un británico con vocación europeísta”, ve que “el mundo se parece cada vez menos a esta Europa integrada, y se parece más a la Europa de finales del siglo pasado con poderes que competían entre sí”. En una de sus últimas reflexiones, Garton Ash ha admitido que el mundo está bajo estrés y “esto es algo que veremos aún más en Estados Unidos en noviembre si Donald Trump vuelve a ser elegido”. “Necesitamos una Europa más eficaz y una política exterior europea más efectiva y común”, ha reivindicado. Y ha mandado un mensaje de esperanza: “Nada en la Historia es inevitable. Esta curva que tenemos desde 2022 también le podemos dar la vuelta. Depende de nosotros como europeos”.

  • Actividades relacionadas
  • Noticias relacionadas
  • Publicaciones relacionadas
  • Blog entradas relacionadas

Fin del contenido principal