Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Sección de idiomas

ES

Fin de la sección de idiomas

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

MENÚ
Menú secundario Fin del menú secundario

Comienza el contenido principal

María Emilia Casas: “Estamos en riesgo de sufrir el poder del Gran Hermano”

Ciencias Sociales Publicado el 26/04/2019

La expresidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, ha defendido que "en estos momentos, podemos ser escrutados en todas nuestras conductas y pueden ser conocidos hasta nuestros datos personales más sensibles”. Casas ha presentado, en la Fundación Ramón Areces, un nuevo ciclo de conferencias que ella misma coordina sobre ‘El derecho a la protección de datos personales en la sociedad digital’.

"Quienes poseen los datos son capaces de condicionar las conductas de los ciudadanos en consumo, política, organización social..."

La primera mujer presidenta del Tribunal Constitucional ha recordado cómo los datos representan en estos momentos lo que en otro tiempo fue el oro o el petróleo. “Quienes los poseen son capaces de condicionar las conductas de todo orden de los ciudadanos: de consumo, de política, de organización social… Tenemos que ver cómo defendernos de ese Gran Hermano”. Durante su intervención, Casas ha dejado claro que las constituciones “no han previsto absolutamente nada acerca de este fenómeno que hoy nos invade con un poder desorbitante”. Considera que esta es una de las grandes cuestiones y retos que se ofrece al Derecho y que, en este caso, está poniendo “en cuestión la efectividad y eficacia de un sistema jurídico para salvaguardar la protección de datos frente a esas corporaciones”.     

Para María Emilia Casas, miembro del Consejo de Ciencias Sociales de la Fundación Ramón Areces, “la ley suele ir por detrás de la realidad”. Pero también ha recordado cómo “en determinadas cuestiones, como ha ocurrido en temas de igualdad entre hombres y mujeres, la ley también ha desempeñado un papel pedagógico”. En el caso de la protección de datos, puede suceder algo parecido: “La ley está protegiendo frente a situaciones que los ciudadanos desconocen, porque aún no son del todo conscientes de su capacidad para disponer de sus propios datos y limitar que terceros puedan comerciar, conocer y actuar a partir de esa información”.

La catedrática de la Universidad Complutense también ha subrayado la dificultad de los ordenamientos jurídicos para regular algo que salta las fronteras. “Este fenómeno es incontrolable y solo hay que mirar los datos que circulan a través de Internet para darse cuenta de los obstáculos que un ordenamiento jurídico estatal puede tener para salvaguardar los datos de los ciudadanos”. 

HACIA EL CAPITALISMO VIGILANTE

El encargado de inaugurar este ciclo de conferencias sobre la protección de datos en la sociedad digital ha sido Juan Luis Requejo Pagés, Letrado del Tribunal de Justicia y profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo. Para este jurista, “en Europa nuestros datos están mucho mejor protegidos que en cualquier otro lugar del mundo, desde luego mucho más que en Estados Unidos y muchísimo más que en China”. Ha insistido en que para hacer frente a un “fenómeno global y tan intenso como la gestión de los datos personales hacen falta herramientas jurídicas de la misma magnitud en cuanto a su alcance: necesitamos normativas internacionales y sería deseable que fueran universales”. En este punto, ha recordado que la Unión Europea tiene más fuerza que los Estados por sí mismos.

Durante su conferencia, también se ha referido a un nuevo fenómeno, el del “capitalismo vigilante”, un concepto alumbrado por la profesora emérita de la Universidad de Harvard, Shoshana Zuboff. “La idea es que la gestión de datos personales, sobre todo en Occidente, que ha estado vinculada a la explotación mercantil, ha superado un límite a partir del cual no afecta ya solo a los datos personales, sino directamente a las personas”, ha comentado Requejo.

“Los grandes gestores de las plataformas de los datos tienen un poder espeluznante. La información de la que disponen es tremenda. Hasta tal punto, que hoy es posible, relacionando datos que no tienen ningún vínculo personal, definir la identidad de una persona y su conducta. El capitalismo vigilante va camino de convertirse en la realización de las peores pesadillas del Estado totalitario”, ha asegurado este experto.

También ha marcado diferencias en el uso de los datos personales según el lugar del mundo en el que nos encontremos. Así, “mientras que hoy día la explotación de los datos en Occidente está en manos de las grandes compañías mercantiles, en China está en manos de los poderes públicos”. “Si en Occidente se quieren inducir conductas dirigidas a una mejor satisfacción del mercado, en China se utilizan los datos para obtener un perfil de ciudadano que se ajuste al ideal del gobierno de la República China”, ha añadido. Para Juan Luis Requejo, estas situaciones son perfectamente intercambiables y ha alertado: “podríamos encontrarnos con una situación en Occidente, "a la china", con su vertiente política, a poco que descuidemos la vigilancia frente a este poder desorbitante de las grandes plataformas digitales”.

Más información sobre el Ciclo de Conferencias sobre "el derecho a la protección de datos personales en la sociedad digital".

  • Actividades relacionadas
  • Proyectos relacionados
  • Noticias relacionadas
  • Publicaciones relacionadas

ver todos

Fin del contenido principal